domingo, 22 de mayo de 2016

Besos en el hombro.



Besos en el hombro 

Lo miraba y deseaba todo su ser,
 su esencia, su persona en todo su esplendor y decadencia,
 sin embargo, sabía y estaba más que consciente que nunca,
 que jamás sus almas se fundirían en el éxtasis de la pasión.
Besos en el hombro,
 esa fue la triste historia que él solo vivió, 
que él solo sintió.
Tarde y noche se la pasa agonizando
 por ese afecto prohibido.
Lo sentía al dormir, más y más suyo, 
más dentro de él y deliraba con la idea de reposar en sus brazos
 y en poder estar juntos al menos en la eternidad.
Agobiado se encuentra, 
no consigue olvidar el alfa y el omega de su ideal, 
de su atracción melancólica y enfermo de dolor,   
cada amanecer se propone, en vano, mandarlo al pasado,
 pero su amor desborda los confines de la razón, 
conduciéndolo al desquicio y volviéndolo devoto de aquel ser, 
al que llora y celebra por el simple hecho de haberse cruzado en su vida
 y en una noche de verano, 
solo con besos en el hombro pudo amar.-

domingo, 3 de enero de 2016

sincericidio

Por momentos me agobia el pensamiento de no se lo suficiente buena para nadie me consuela la idea de haber amado con locura lo poco o mucho que duraba el amor aun asi el vacio es terrible no saber que mas dar y sentirte siempre a la mitad

sábado, 2 de enero de 2016

no confundas



Y la pasión se esfumaba, ella lo padecía en silencio
No se atrevía a emitir reproche
El contrato estaba claro él no le pertenecía
El simplemente estaba y a cuentagotas se le entregaba

Noche a noche, la muchacha
Soñaba con la terrible Cadena
de sucesos desafortunados
Que explotarían al momento de la genuina sinceridad

Se conformo en silencio
Terminó  odiando su corazón terco y mal aprendido
Su intelecto ya le había advertido
Pero en su delirio no había escuchado
No confundas amor con admiración… le decía no confundas…..

miércoles, 14 de octubre de 2015

Psicopatía.







Los dioses incitaron a los mortales 
a probar el sabor de la demencia 
y ellos desquiciados, 
jamás pudieron privarse de su placer.

Su delicia los hacia lejos, hacia un sitio sideral, 
en el que se sentían libres y autónomos, 
fuera de este sistema represor.

El miedo los acogía al saber 
que el efecto caducaría tarde o temprano, 
era el mismo que los hacia delirar con paraísos irreales, 
en los que no existía mas que vesania y enajenación.

Su alucinación iba mas allá de su entelequia, 
se sentían poseídos por una fuerza demoníaca, 
que pronto los hacia caer en un abismo depresivo 
que los devolvía a su cruel realidad.

La psicopatía era capaz 
de hacerles cometer transgresiones impensables, 
convertidos en reos de su alma 
y de su locura que les exigía aniquilar 
y suplicarle a los dioses saciar su adicción, 
para volverlos devotos de lo misterioso y lo erróneo.

Se sentían psicodélicos 
y con el tiempo esta condición perduraba 
hasta llevarlos a una cruenta, solitaria y tétrica muerte.-

Educación sentimental.



Educación sentimental.

Como en días atrás, la rutina me esta matando 
es horrible no tener razón de ser en este cósmico lugar.
Mis ganas de vivir se resumen en una sola persona, 
un ser que domina todos mis sentimientos, 
pero ese ángel nunca estuvo acá, perdí su rastro sin saber cuando lo encontré.
Con sólo ver su rostro, mi persona en todo su esplendor se sentiría feliz.
Con sólo sentir su perfume, yo volvería a nacer.
Con solo oír su voz, mi ser llegaría a su cúspide.
Aún me queda su enseñanza a sentir, 
a no volver atrás si realmente no valía la pena comportarse como un cobarde.
Aún siento la incertidumbre que mi esencia manifestó 
al observar su sosiego ante mi presencia desquiciada.
Fue una educación sentimental, lo que me dieron sus labios, 
sus besos y sus ojos, su piel aterciopelada y sus solemnes palabras.
El vestigio que dejó en mi fue riguroso y lascivo 
y duro lo que dura un ocaso alocado o un simple amor de verano.-

Amor.



Amor.

Que dulce es la locura a la que te conlleva el amor 
y  lo mas extraordinario es que utópico es eludir sus encantos.
En todo momento estamos amando y siendo amados, 
munisiosamente se adueña de cada parte de tu ser 
y la pasión llega a su cúspide haciéndose notar una y otra vez, 
por medios que exaguan la moral y las buenas costumbres.
Excelencia deja a su paso y afortunados nos sentimos al poseerlos, 
el amor lo es todo, sea como sea, 
si es puro, es fuente de vida y lujuria, de entelequia y perfección, 
mas si es mundano se convierte en fuente de inspiración, y vos fuiste la mía.
Lo nuestro iba mas allá del amor, 
ya era algo impúdico cuando llego a su ápice 
y nos mantenía cautivos hasta lograr, por medio de la vehemencia, 
librarnos un par de minutos de su hechizo.
Puede que esto no sea cierto, pero para aquellos desquiciados lo es, 
lo es porque lo alimentan día a día, 
lo es porque en su vivir perdurara el cinismo aunque el amor un día diga adiós.-